Home > Evangelismo > Mucha gente, hoy en día, no esta RECHANZANDO el evangelio sino que lo estan DEVOLVIENDO! por que no funcionó.

Mucha gente, hoy en día, no esta RECHANZANDO el evangelio sino que lo estan DEVOLVIENDO! por que no funcionó.

garantia.

Mucha gente, hoy en día, no esta RECHANZANDO el evangelio sino que  lo estan DEVOLVIENDO!  Como cuando uno devuelve un producto porque no funciona, o no hace lo que prometio hacer.  De la misma manera, hay mucha gente devolviendo aquel evangelio que prometía solucionar todas las cosas, properarlos y hacerlos felices.

Cuando uno compra algo y no sirve, uno queda insatisfecho, desilucionado y engañado.  Al final ya no quiere nada con ese producto y hasta le cuentan a mas personas su desilución y les advierten que no lo compren.

Algunos hasta usan frases como: “Trate a Jesús, o trate en venir a la iglesia, no tienen nada que perder”.  Eso suena como cuando a uno le dicen: “Compre este producto por 30 días, sino no queda satisfecho lo puede devolver sin ningún compromiso”.

Ese es el mismo problema que estamos viendo con la iglesia hoy en día.  Algunos solo dicen que no funcionó y “devuelven” el evangelio.  Pero muchos se sienten engañados, por que se les prometió un vida feliz y próspera; incluso algunos LITERALMENTE compraron el ese evangelio con una ofrenda.

Cuando ese “evangelio” no cumple con sus expectativas entonces renuncian a la iglesia y se apartan.   Ya no quieren nada con la iglesia por que no sirvio y no cumplió lo prometido.

El Evangelio – Las Buenas Nuevas – no es un producto que se pueda ofrecer con promesas falsas.  No hay necesidad de adorar el evangelio con promesas llamativas.  El mensaje de Dios es real y lo único que debemos hacer es compartirlo sin poner ni quitarle una palabra.

Algunos lo rechazarán y hasta se burlarán, pero habrán otros que lo recibirán con alegría.   Prediquemos la verdad, aunque ésta incomode y duela.  El evangelio llama al arrepentimiento y a aceptar a Jesús como el único camino al Padre.  El evangelio nunca promete una vida libre de problemas y próspera en todo momento; sino que invita a llevar nuestra cruz y seguir a Cristo.

En el proceso pasaremos aflicciones, pero también experimentaremos gozo, paz y bendición.  Dios si quiere bendecirnos, pero recuerda:  Antes de bendecirnos y prosperarnos, Dios quiere transformarnos!

.

Categories: Evangelismo
  1. No comments yet.
  1. No trackbacks yet.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: