Home > Evangelismo > Predicar para transformar vidas, no las simples apariencias

Predicar para transformar vidas, no las simples apariencias

Hoy cuando regresaba a mi trabajo después de almorzar, escuché en una esquina a un hombre predicando.  Como ya iba tarde seguí caminando, pero no se porque, empecé a poner atención en las personas que veía. Encontré que hay muchísimos estilos de vida muy diferentes al mío. 

En ese momento, comparé mi manera de evangelizar a la de ese predicador.  Este hombre se paró en una esquina y predicó la palabra sin importar a quien.  Yo por otro lado no lo haría de esa manera,  me inclino un poco mas al evangelismo personal.

Pero mientras caminaba y veía a las personas – Dios me perdone- me puse a “escoger” a quienes yo le predicaría, basado en lo que – a mí – me parecía necesitaban escuchar ellos.  Rápidamente juzgaba quienes podrían aceptar o rechazar el mensaje, como que si fuera un agente de ventas a quienes se les enseña a leer a las personas.

Reconozco que en mi camino se cruzaron cientos de personas, pero muy pocas llenaban mi criterio para ser “dignas” de mi evangelismo.  Auch!!!  Todavía me duele lo que Dios puso en mi corazón.

A Jesús se le criticó durísimo por predicarle a los que cobradores de impuestos, enfermos y gente indigna, osea, aquellos que no llenaban la descripción de un “merecedor del perdón de Dios”.  Lo bonito es que Jesús predicaba sin importar a quien.  En términos de hoy en día, Jesús le predicó a los de pelo largo, aretes, tatuajes, que fumaban, tomaban, etc.  

Hoy parece que somos más “cuidadosos” en quienes queremos ver en las iglesias.  Queremos que solo venga gente que se acomode a nuestros gustos y estilos de vida.  Por eso, el LEGALISMO continúa siendo muy fuerte en muchas iglesias en donde miden el nivel espiritual basado en las apariencias.

Yo creo que Dios transforma las vidas, pero ese es SU trabajo y no el nuestro.  Yo quiero aprender a compartir la palabra con todo el mundo, ya sean doctores, profesores, o alcohólicos, o drogadictos.  Que vengan a la iglesia tal y como son… allá Dios con cada cual.  Que sea El quien se encargue de transformarlos a ellos… o a mi… por que yo tampoco mi hermano, encajo en el cuadro ideal de un cristiano.

 Al fin y al cabo, la mies es mucha…. y hay una gran necesidad de predicar y compartir que Jesús es el camino, la verdad y la vida… y que solo por medio de El podemos llegar al Padre.

Categories: Evangelismo
  1. March 18, 2010 at 3:36 pm

    Por eso nos llaman discipulos, porque somos aprendices del Maestro (Jesus) y algo que aprendemos es a regar la semilla donde sea y a quien sea, porque Dios es el que produce el fruto de ser llamados hijos de Dios y a Dios le encanta la diversidad…

  1. No trackbacks yet.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: