Home > Uncategorized > En que mundo vive Dios?

En que mundo vive Dios?

La relación de pareja es muy bonita, pero también muy complicada.  Mantener una relación saludable requiere de mucha atención, trabajo, sacrificio y paciencia entre otras cosas.  Anoche tuve una “diferencia” con mi esposa.  Hay cosas que ella hace que yo haría diferente. Hay situaciones que  – pareciera –  ella las ve desde otro planeta…(reconozco que hay momentos en que me pregunto en que mundo vive ella?) 

También sé que Yo no siempre tengo la razón y que el hecho de que yo haga las cosas de una manera, no significan que así deban de ser.  

Creo que uno de los problemas en los matrimonios (y en cualquier tipo de relación) es que uno quiere que la otra persona haga las cosas como uno las quiere.  Por ahí dicen que: “el orden de los factores no altera el producto”, pero en un matrimonio uno siempre quiere que la otra persona siga el orden que a nosotros nos parece correcto, aunque el resultado final sea el mismo.  Al menos ese es mi caso.

 Digo todo esto porque anoche, mientras respiraba profundo después de tener esa “diferencia” con mi esposa, pensaba que talvez mi relación con Dios es muy parecida a la que tengo con Janet.  Me explico:

 Una relación con Dios
Aunque yo me he comprometido a amar, respetar y honrar a Janet, muchas veces me comporto de una manera opuesta.  Es fácil amar cuando ella hace las cosas a mi manera o hace las cosas que a mí me gustan hacer.  Cuando se viste como a mí me gusta que se vista.  Cuando cocina lo que a mí me gusta comer. Cuando vamos al cine a ver la película que yo quiero, etc.

 Pero cuando ella quiere hacer cosas que a mi no me llaman la atención entonces tengo 2 opciones:

  • Dejo que ella las haga sola  ( Vaya al Mall sola o con la mamá por ejemplo)
  • Me enojo y las hago de mala gana. 

En este caso, es muy fácil amar a Dios cuando Él nos hace sentir su presencia, o cuando responde nuestras oraciones.  Pero cuando se nos pide obediencia, dejar algunos hábitos…mmm… las cosas cambian.

 De la misma manera es con Dios.  Aunque decimos que amamos a Dios sobre todas las cosas, no lo honramos como deberíamos.  Sabemos que las palabras sin acciones no tienen ningún valor.  SI yo le digo a Janet que la amo, pero no hago nada que lo demuestre, entonces esas palabras son vacías.

 Nosotros tenemos una relación con Dios.  Esto quiere decir que Dios no solamente esta para acompañarnos y hacer nuestra voluntad.  El también tiene su agenda.  Él quiere hacer cosas que quizás no están en nuestros planes.  Él tiene sueños y deseos.  Él quiere ver ciertas cosas hechas una realidad, etc.  Dios no esta solamente para hacer lo que creemos que Dios debe hacer.

 Cuando servimos a Dios no podemos ponerle condiciones y servir siempre y cuando nos deje servir como queremos, o no podemos vivir una vida de fe siempre y cuando sigamos la línea de lo que yo espero y quiero recibir de Él. 

Compromiso vs. Conveniencia
Hoy en día hay tantos divorcios y uniones libres.  Hoy tenemos una novia y mañana otra.  Hoy estamos en una iglesia, pero después nos vamos a aquella que tiene mas cosas.  Hoy no hay compromiso sino conveniencia.  Siempre y cuando recibamos algún beneficio, seguimos en la relación, sino, simplemente la terminamos.

 Debemos esforzarnos por mantener nuestra relación con Dios porque el egoísmo destruye la relación.  No siempre vamos a caminar sobre rosas, y muchas veces Dios actúa de maneras extrañas.  Persistir en ser fieles aun y cuando parece que Él esta lejos.  Habrán días en que sintamos que Dios esta indiferente, alejado, o quizás enojado.  No siempre vamos a tener una relación con Dios al 100%.  Hey, David en un par de ocasiones lloraba por que Dios estaba “lejos”.

 Usted y yo podemos tener diferencias con Dios
Jonás tuvo una diferencia de opiniones con Dios.  No siempre tenemos que estar de acuerdo en todo. Yo pienso de una manera, y El de otra.  Por eso es importante que nos humillemos y que reconozcamos que Dios es soberano.  Hay que aprender a sacrificar nuestra vida y amarle SIN CONDICION ALGUNA y aún cuando parezca que Dios ve las cosas desde otro planeta.

 En cualquier relación que tengamos, es necesario que seamos humildes y estemos dispuestos a sacrificar cosas por la otra persona.  Jesús nos llamó a AMAR a nuestro hermano.  No amor con condición, sino total.

Categories: Uncategorized
  1. March 15, 2010 at 8:53 pm

    por eso siempre pienso que el matrimonio es la mayor oportunidad que Dios nos da para formacion. Entre mas crezcamos en nuestra relacion de pareja, mas podemos crecer en nuestra relacion con Dios.

  1. No trackbacks yet.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: